7 claves para un currículum efectivo.

En los últimos días, hemos estado revisando los currículums vitae de las personas que se han postulado para nuestra oferta del Programa de Becas de la Fundación CB-Ibercaja. La búsqueda de empleo es un proceso que, en ocasiones, puede ser largo. Debido a esto, queremos darte unas claves que pueden hacer, de tu CV, un documento irresistible.

1. No olvides poner tus datos personales completos.

La persona que lee tu CV tiene que ver en un primer golpe de vista cuál es tu nombre, dónde resides, cuántos años tienes, cuál es tu dirección de correo electrónico y tu teléfono de contacto. ¿Cuáles son los datos de menor interés?

  • La fecha de nacimiento: Ayuda a la persona que lee tu CV para que no tenga que detenerse en calcular cuántos años tienes. Completa esta información poniendo tu edad directamente.
  • El lugar donde has nacido: Es suficiente poner la dirección actualizada de dónde vives.
  • El número de Documento Nacional de Identidad: No es un dato que aporte mucha información sobre ti. Si alguien lo necesita más tarde, te lo pedirá, ahora mejor que prescindamos de él.

2. Lo bueno si es breve, dos veces bueno.

Este es un consejo básico en elaboración de currículums pero hemos descubierto de primera mano que no siempre se cumple. Nunca extiendas tu currículum más de una cara de un folio. Ayuda a que la persona que lo reciba pueda conocerte en un solo vistazo. Aprovecha el folio minimizando los márgenes y dinamizando los espacios.

Los CV de más de dos hojas se convierten en lentos de leer y no aprovechan la memoria a corto plazo de la persona que los recibe. ¿Toda tu formación es relevante para la oferta? ¿Toda tu experiencia laboral aporta información importante? Reinventa las plantillas, plasma tu personalidad en el CV y adecúate a lo que se espera de ti en cada oferta. Una línea del tiempo puede ser una opción original para plasmar tu trayectoria personal y profesional.

3. Defiende lo que sabes y lo que haces.

Piensa en las cosas que sabes hacer, en tus habilidades, en tus intereses, en qué has invertido tu tiempo. Esto puede ser un importante elemento diferenciador del resto de perfiles. ¿Has ganado algún premio literario o te gusta escribir? Demuestra que tienes dotes de redacción y capacidad de síntesis. ¿Has practicado algún deporte durante tu vida? Seguro que transmites disciplina y capacidad de sacrificio. Plásmalo, todo lo que ayude a conocerte mejor será bienvenido.

4. Habilidades, habilidades y habilidades…

La inseguridad se apodera de las personas cuando tienen que enfrentarse a la búsqueda de su primer empleo. Esto suele llevar a tener que rellenar el espacio (en ocasiones demasiado) con formación que se reitera. Es decir, es un error ocupar espacio poniendo que tienes el Graduado ESO si después has alcanzado estudios superiores. Pon los estudios más recientes conseguidos y la formación con la que los has complementado, pero no reiteres, no ocupes espacio que puede ser mejor aprovechado.

Cuando hago el taller de elaboración de hojas de habilidades laborales con las personas participantes de Motiva y tengo que luchar contra esa inseguridad les propongo una pregunta: “¿Qué cosas sabes hacer por las que la gente podría pagar?“. Tras esta pregunta se dan cuenta de que saben hacer muchas cosas y que estas son útiles, que pueden tener valor real. Puede ser que sepan hacer moños, levantar paredes, arreglar bicis o hacer retratos. Todo esto son habilidades importantes. Puede que no estén respaldadas por una experiencia laboral concreta pero podrían ser explotadas en este ámbito. ¡Piensa en las tuyas y escríbelas (…o dibújalas)!

5. La importancia del Currículum Oculto.

Solemos ser reticentes a poner experiencia laboral que no aparezca en ese documento oficial llamado Vida Laboral, pero la realidad es que muchas de nosotras hemos tenido nuestras primeras experiencias laborales en lugares donde el contrato no era una posibilidad. Cuidando niños, dando clases particulares, ayudando en negocios familiares. Todo esto forma parte de tu experiencia, ¡seguro que en estos trabajos aprendiste muchísimo! No pongas trabas a que la gente sepa en todo lo que has trabajado. Demuestra mucho acerca de la capacidad de versatilidad de una persona y dice más que una hoja llena de cursos de formación.

6. Una imagen vale más que mil palabras.

En los últimos tiempos, se está cuestionando la idoneidad de acompañar el CV con o sin foto. Lo cierto es que en otros países europeos es común mandar la hoja profesional sin imagen que la complemente, pero en España, lo normal es que la incluya y si esto no ocurre suele ser un error.

A través de la cara se obtiene mucha información de la persona, somos seres sociales y la comunicación no verbal derivada de una foto nos hace obtener datos relevantes. Analizando el gesto, la sonrisa, la mirada de la persona de la fotografía predecimos aspectos de la personalidad de los que el currículum no proporciona información.

Pero, ¿qué tipo de imagen es adecuada?

  • La foto debe transmitir tu personalidad y tus valores: Localiza tu lado bueno, poténcialo. Elige una posición de plano medio y mirada al frente. Aléjate de posturas de medio lado que transmiten poses o posturas forzadas.
  • La sonrisa: La verdadera sonrisa se refleja en la mirada, por eso es más importante este aspecto que el primero. Mediante la mirada transmitimos confianza, cercanía y fortaleza. Opta por una sonrisa franca y no forzada y una mirada al frente y relajada.
  • Nada de disfraces, nada de togas ni fotos de graduación: El vestuario es tan importante como la pose. El atuendo elegido para la foto debe mostrarte a ti. Utiliza colores lisos y neutros, que no retiren la atención de tu cara.

Te dejamos un artículo que creemos que recoge muy bien que 10 fotos que no deberías usar nunca en tu CV.

 

7. Sé original, sé natural, sé tú.

En último término, el Currículum es el primer contacto que la empresa tiene para poder conocernos, para que podamos gustarles y pasar a formar parte de ese lugar al que queremos llegar. Es cierto que, la mayoría de los currículums se parecen mucho y tenemos que quitarnos el miedo a innovar y ser originales en nuestra hoja de presentación. Por lo tanto, podemos demostrar muchos aspectos de nuestra personalidad a través del currículums, pero como en muchos otros ámbitos de la vida, es necesario atreverse y perder el miedo a lo que puedan pensar.

¿Se te ocurre algún aspecto importante? ¿Has descubierto algo que desconocías y te ha sorprendido? ¡Déjanos tu comentario!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *