¿Cómo se toman las decisiones? 6 pasos imprescindibles.

La toma de decisiones es un proceso que realizamos cada día. La mayoría de ellas son poco trascendentales pero algunas tienen repercusiones importantes en nuestra vida.

Entre los 17 y los 27 años están concentradas las decisiones más importantes que vamos a tomar. En estos años se suele decidir nuestra dedicación, nuestro estilo de vida y los valores más importantes. Es inevitable que hay decisiones importantes que se toman más tarde, pero el camino elegido en esta etapa determina, en una parte significativa, la persona en la que nos vamos a convertir.

Existen algunas claves para mejorar el proceso de toma de decisiones cuando estamos ante tesituras que nos permiten tomarnos nuestro tiempo para elegir. Uno de los procesos más aceptados es el Modelo de Toma de Decisiones de D´Zurilla.

Primer paso: Describir el problema.

Un problema es una situación de la que no disponemos de respuesta eficaz inmediata. Suele provocar una turbación en la persona porque entendemos que una elección equivocada podría situarnos en peligro o desventaja. Describir el problema facilita su adecuada resolución. Si tenemos más claro dónde queremos llegar es más probable que tomemos mejores decisiones a corto, medio y largo plazo.

Segundo paso: Analizar el problema.

En esta etapa es importante recabar información relevante sobre el tema a decidir. Imagina que te estás planteando preparar una oposición. En este caso sería importante tener claro qué academias están disponibles en tu ciudad, cuántas horas de estudio son necesarias, cuál es el número de plazas que se prevé.

Así mismo, el autoconocimiento es una parte importante de este paso. ¿Cómo van a influir mis fortalezas en la decisión? ¿Qué es lo que pretendo conseguir? ¿Cuál es el grado de compromiso real que voy a tener con la decisión? Estas y otras preguntas pueden ayudarte a orientar el análisis del problema de una forma más real y comprometida.

Tercer paso: Generar alternativas.

En este punto es importante seguir el principio de cantidad en lugar del de calidad. La clave estriba en generar el máximo número posible de alternativas dejando su valoración para el siguiente paso. No importa que las alternativas, al principio, sean poco eficaces. Empezar a elaborar posibles maneras de afrontar el problema va a ayudar a que su calidad vaya aumentando. No valores las opciones para descartarlas. De cada una de ellas realiza un listado de ventajas y desventajas más probables.

Es importante que aprendamos a tolerar la incertidumbre. Por mucho que a lo largo de los años vaya aumentando nuestra destreza en tomar decisiones nunca seremos capaces de prever todas las situaciones a las que nos va a llevar nuestra elección. Confía en tu capacidad para sacar partido de esas consecuencias fortuitas.

Cuarto paso: Elección de alternativa.

Tras la generación de alternativas y el listado de las ventajas y desventajas más probables, es muy posible que tengamos una inclinación clara hacia alguna de las opciones. En este aspecto debemos tener en cuenta la posibilidad de error a la que nos enfrentamos. Existen factores que podemos controlar y factores que no, asuntos que dependen de nuestra eficacia y esfuerzo y otros que dependen de los demás. No somos personas omnipotentes, y menos mal que esto es así. Imagina que todo dependiera de ti, ¿no te resulta agotador solo de pensarlo?

El apoyo social es una parte muy importante en el afrontamiento de nuestros problemas. Sin duda, sentir el apoyo de los otros o su rechazo nos da superpoderes o nos los quita. Pero en esto el equilibrio es muy importante. Cuidado con dejar tus decisiones en manos de personas importantes para ti. Mediante este mecanismo logramos evitar la ansiedad que puede provocar el error pero de una forma que no nos ayuda a mejorar nuestra capacidad de resolución. Escucha las opiniones de las personas que consideres importantes pero razona acerca de ellas para comprobar si te son útiles.

Quinto paso: Pasar de la decisión a la acción.

Elaborar un plan de acción que guíe el proceso es muy importante. Plantear el objetivo en términos positivos, realistas y comprobables nos ayudará en el paso posterior: la comprobación de la eficacia de la decisión.

Incluye en este plan posibles problemas que puedan surgir en el proceso y alguna manera de solucionarlos. Prever altibajos, que es muy posible que ocurran, nos ayuda a que no nos pillen de sorpresa y disminuye la posibilidad de mala interpretación, como indicios de equivocación en la decisión.

No te pidas cosas imposibles: Habrá momentos futuros en los que dudes de si tomaste una buena decisión y es muy probable que haya días que quieras abandonarlo todo. Redirígelos para descansar y hacer conscientes las metas que estas logrando.

Último paso: Valorar consecuencias y éxitos.

¡PRÉMIATE! Reconocer nuestros logros es uno de los retos más importantes para controlar nuestro rendimiento. Valora las cosas que has conseguido, reconoce las posibilidades de mejora y vuelve a empezar.

Aprovecha las posibilidades de error como un final alternativo, que no estaba planteado pero que puede resultar útil. ¿Sabías que inventos como el pos-it, la fideuá, el brownie o la viagra surgieron de errores? En una entrevista le preguntaron a Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones, cómo lograba esos punteos tan impresionantes y su respuesta fue: Simplemente me pongo a tocar y espero a que surja el error perfecto.

Confundirnos forma parte de la vida, sacar partido de esos errores es una opción personal. Aprovecharlos en beneficio propio, mirarlos como desafíos en lugar de amenazas. Detenernos a analizar nuestra historia para darnos cuenta de las herramientas que tenemos para afrontar los momentos en los que todo resulta más cuesta arriba.

Toma de decisiones en Canal Extremadura Radio.

La responsable del Programa Motiva, Estefanía Rodríguez, intervino en el programa radiofónico “El Sol Sale por el Oeste” para hablar de toma de decisiones con las personas jóvenes de la tertulia, puedes escuchar su intervención a partir del minuto 12 en el siguiente enlace.

El Sol Sale por el Oeste (min. 12)

soloeste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *