¿Quieres ejercer RSE en tu empresa de manera gratuita?

“La Responsabilidad Social Empresarial es el compromiso que asume una empresa para contribuir al desarrollo económico sostenible por medio de colaboración con sus empleados, sus familias, la comunidad local y la sociedad, con el objeto de mejorar la calidad de vida” 

En un mundo donde la competitividad entre las empresas exige diferenciarse, la Responsabilidad Social proporciona innovación, ya que suma el beneficio social a la relación entre actividad empresarial y rentabilidad económica.

Ecología, conciliación familiar, fomento de hábitos saludables, son algunas de las acciones que grandes empresas han incluido dentro de sus carta de valores, haciéndole hueco a lo social dentro del mundo económico. Pero, ¿qué ocurre con las pequeñas y medianas empresas?, ¿cómo pueden ejercer su Responsabilidad Social sin que ello aumente las dificultades que tiene, en si mismo, el emprendimiento?

Queremos plantearte una pregunta, ¿ayudas a alguien de alguna manera en tu empresa? Quizás hayas decidido subvencionar las camisetas del equipo de fútbol de tu barrio o eres flexible con el pago de las compras de alguna persona cliente que sabes que no está pasando un buen momento, otra opción puede ser que dones los excedentes que produces o aquellos que se hayan quedado obsoletos a alguna causa benéfica. ¡Genial, eres una empresa activa socialmente!

Ante esto pueden surgir dos opciones, “ya ayudo en algo, pero tengo una especial conciencia social y no me importaría aportar mi granito de arena a otra causa” o “tengo suficiente, mi empresa no da para más, no tengo tiempo para atender más tareas”.

Ahora permíteme que te cuente una historia. B. es un chico de 17 años que reside en el barrio de los Colorines en Badajoz, vive con su madre, sus dos hermanas y tres sobrinos. Su madre trabaja durmiendo con una persona mayor y su hermana, la que no tiene hijos, da algunas horas los fines de semana en un bar. B. dejó de ir al colegio porque era difícil que sus materiales estuvieran al día, que el pago de los libros se pudiera hacer a tiempo y eso le daba vergüenza. Tanta que dejó de apetecerle
tener que dar excusas a los profesores y profesoras sobre por qué no iba a clase con el uniforme adecuado o el retraso en la entrega del trabajo de un libro que ni siquiera había comprado. Así que dejó de ir a clase en 2º de la ESO. En ese momento no sabía muy bien cuáles podían ser las consecuencias de esa decisión. Vivió una fase de “luna de miel” en la que podía pasar todo el tiempo que le apetecía con sus amigos, quedarse en la cama hasta que quisiera e incluso dormir en casa de su novia aprovechando que su madre pasaba la noche fuera. Un poco más tarde vino la realidad.

El día que le conocí vino al Centro Social pidiéndome participar en MOTIVA. Nuestra incorporación al Programa no funciona así, un padrino o una madrina tiene que avalarle para que pase a formar parte de la candidatura. Salió de mi despacho con la solicitud en la mano dispuesto a buscar al cura que le dio la primera comunión, sabía que había dejado un buen recuerdo en él, aunque no le veía desde entonces.

En MOTIVA van a aprender que la vergüenza no es más que un salto que dar para conseguir lo que se quiere de verdad, que la toma de decisiones se realiza sopensando el presente y el futuro y eligiendo la opción que más cuadra con nuestro proyecto personal, que existen alternativas vitales positivas alejadas de la dependencia a ayudas sociales, que no pasa nada por confundirse, que lo más importante de los días es aprender (y preguntar, cuando no se conoce), que el esfuerzo que poseen es ilimitado y puede llevarles donde cada uno de ellos deseen, que los conflictos se resuelven hablando (y hablando bien) y que la ira hace más daño al que la ejerce. Y esto solo va a ser la primera semana.

Para que nuestros objetivos se puedan cumplir necesitamos la colaboración de las empresas. Buscamos empresas que residan en Badajoz y que puedan dar trabajo a media jornada a chicos y chicas entre 16 y 18 años, sin graduado escolar, durante tres meses. El coste de esta acción es cero para las empresas colaboradoras. Tanto los gastos derivados del alta en la Seguridad Social como del salario de la persona participante están asumidos en su totalidad por el Programa y la Entidad que lo financia, Fundación Caja Badajoz.

¿Quieres conocer más acerca de MOTIVA? Podemos hablar en motiva.badajoz@gmail.com o en el 693814146.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *